La Carretera Radial de Madrid a Barcelona



Las carreteras Radiales, nacen de la idea del rey Carlos III de crear una red de caminos reales que unieran Madrid con el resto de ciudades importantes del estado de una manera radial, en los inicios de la era automovilística, los caminos reales fueron adaptandose a sus nuevos moradores, pero todavía conviviendo con los animales de carga, los carros, carrozas y diligencias y los viajeros de a pie o a caballo.

Una curiosidad de las Carreteras Radiales era la existencia de una acera que curiosamente nacía en Madrid y finalizaba al final de su recorrido, junto a ella se plantaban numerosos arboles para dar cobijo a los sudorosos viajantes y era común la existencia de fuentes, fondas, así como ermitas o iglesias para el culto en los viajes.......
Poco a poco fueron apareciendo gasolineras, restaurantes y primitivos talleres mecánicos sobretodo en los puertos de montaña para atender los "calentones" de aquellos vehiculos que circularon por ellas y las famosas casetas de los "Peones Camineros" hasta ya entrados los cuarenta y principios de los cincuenta, cuando fueron totalmente remodeladas y pasaron a llamarse las conocidas "carreteras Nacionales".

Es dificil encontrar muchos tramos ya que la construcción de las nacionales y recientemente de las autovias hicieron desaparecer la mayoría de ellos, pero fruto de la investigación y sobre el terreno y con la ayuda, eso si, de un 4x4 y sobretodo a pie, encontré numerosos tramos de la Carrtera Radial de Madrid a Barcelona en las provincias de Lleida y Barcelona, pasando por dos puertos de montaña que han ido quedando en el recuerdo poco a poco, La Panadella, aún con vida sus restaurantes y gasolineras, aunque cerrados sus talleres y algún que otro restaurante y el Puerto del Bruch, el cual ya hace años que fue cambiado por un tunel y aún conserva lo que fué su gasolinera, actualmente una casa particular.

Otras sorpresas fueron el coche de los años 30 de la foto que aún descansa en una cuneta y los númerosos carteles de "nitrato de Chile", "Michelín" o de los inicios de "Seat" que descansan bajo la maleza o como decoración de antaño numerosas casas.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola tangopower. He estado viendo tu reportaje en pieldetoro y me ha parecido muy interesante. A mi también me encantan los lugares abandonados y sobre todo las carreteras antiguas que aún conservan su encanto.
Mi correo es hgtomas82@hotmail.com y estoy haciendo un trabajo en la universidad sobre trazados antiguos y actuales sobre carreteras y su mobiliario. puentes, mojones, casillas de peones camineros. Si no te importara me gustaría ponerme en contacto contigo para obtener información. Un saludo