Jánovas: El abandono de hoy, la esperanza del mañana



Corria el 28 de diciembre del 1960, dia de los Santos Inocentes, pero no precisamente para los habitantes de Jánovas..............

Jánovas no fue un abandono voluntario como muchos de los pueblos que en los años 60 fueron olvidados por sus habitantes para buscar una vida más cómoda en las capitales de provincia, el proyecto del pantano corría de mesa en mesa desde los años 20 y a partir de los 50 se puso en marcha la construcción de un pantano que anegaría la parte media del cauce del rio Ara, en la comarca del Sobrarbe aragonés.

Como relatábamos antes el 28 de Diciembre del 1960 se firmaba el expediente de expropiación y aqui comienza la tragedia para los habitantes de Jánovas y cercanias. Los trabajadores de Iberduero colocaban dinamita sin previo aviso volando el interior de las casas que ya "les pertenecían", acosando así a los habitantes que se resistían a marchar, practicando practicas tan cruentas como desalojar a la maestra tirandole de los pelos, o a empujones y patadas a los niños de la escuela para delante de ellos dinamitarla, los mismos métodos fueron empleados en los municipios aledaños como Lacort y cercanias.

Actualmente el cauce medio del rio Ara, es un despoblado que intenta volver a respirar, después de que el 10 de Febrero del 2001, en el BOE se desestimara la construcción de la Presa de Jánovas por el impacto ambiental que causaría y por la inutilidad del proyecto que lo único que ha llegado a causar es una agonia que se pudo evitar de casi 50 años y que ha causado una herida aún sin curar.
Jánovas, 48 años despues, sigue en su peculiar abandono, sus antiguos vecinos confian en poder recuperar todo lo que allí perdieron y volver a reconstruir sus casas y repoblar sus ilusiones en un pueblo donde las trabas burocráticas, a dia de hoy y casi 7 años después de la nulidad de la construcción de la presa de Janovas, crean un futuro muy incierto para una de las zonas mas maravillosas del pirineo aragonés.

Este reportaje, esta dedicado con todo nuestro afecto y solidaridad, a los vecinos de Jánovas y aledaños.

Pulsando sobre la imagen, podreis pasear por las calles de Jánovas, las cuales esperan un aporte de oxígeno para volver a recuperar lo que son: Un pueblo.




1 comentario:

Anónimo dijo...

Et va faltar pujar a la torre del campanari, je je je... la veritat és que no era fàcil perquè no estava en bon estat però valia la pena...