El Hombre que caminaba al reves......






















Recuerdos de una ya lejana infancia cuentan que, de verano en verano, los veteranos del lugar explicaban a los recien llegados la presencia de un hombre misterioso de blancos cabellos que vivia detras de la iglesia que misteriosamente caminaba al reves.

Solamente la abstracta visión en la mente de aquellos párvulos uniformados imaginando a tan peculiar personaje ya debían provocar el pavor de aquellos pobres angelitos mientras algunas inocentes risas de unos incipientes adolescentes marcaban el rostro de los mismos.




















Nada más llegar al lugar que os mostramos, aún podemos percibir la ilusión que debían tener aquellos escolares recien llegados de multitud de lugares de nuestra geografía durante los meses de Julio a Agosto, todo comenzó ya entrada la década de los cincuenta y tristemente en los noventa se perdió.






















Lo sabemos, en aquellas paredes, cuajaron amistades que aún perduran, más de un primer amor e incluso se forjaron noviazgos y, algunos acabaron en matrimonio.





















Y, como hijo de otras décadas me emocionó ver como nos divertíamos en columpios de hierro pintado, como los toboganes de las piscinas e incluso las escaleras tambien eran de hierro pintado, que los niños íbamos al bosque y no nos comía un oso y que podias quedarte atascado en una tortuga de hormigón o romperte la barbilla en una fuentecilla de chorro.






















Allí se enseñaba a convivir, a luchar aunque fuera por una medalla de madera, a compartir y por desgracia, como muchas cosas que en esta sociedad se han ido perdiendo el lugar que mostramos tambien se perdió.

























Con estas fotos y estas sencillas palabras quiero dar un homenaje a tantos y tantos chavales y chicas, niños y niñas que tienen una parte de su corazón y de su infancia en aquellas cuatro paredes, en fin , ya sabeis que nunca damos la ubicación de los lugares que visitamos, y , en este caso tampoco será una excepción...............

Los que estuvisteis allí no os hace falta que os lo diga!






















Como un homenaje, no hemos querido eliminar ninguna de las instantaneas que captó nuestra lente, por lo que en el Reportaje Fotográfico teneis más de ochenta instantaneas para que algunos contempleis otro lugar abandonado y para otros en especial, podais recordar o emocionaros con un trocito de vuestra infancia.

A todos vosotros!!