Molino Fortificado

Tras un tiempo de inactividad, por fín hemos vuelto de la manera que más nos gusta, localizando abandonos rurales.

Estos abandonos quizás son mas humildes, pero muchas veces encuentras en ellos un encanto muy dificil de encontrar en los abandonos próximos a las grandes urbes.




Después de investigar posibles candidatos durante media mañana con resultados mediocres o que no nos mostraban ningún encanto me acordé de este molino que ya hacia tiempo que tenía ganas de visitar.


Al llegar pensé que era un molino más, con sus viejas paredes, su tejado caido y más que vandalizado pero me equivoqué: Errare humanum est







Estábamos ante una torre fortificada que en sus últimos dias fué usada como molino. Un uso inverosimil para tan histórico edificio, pero que gracias a ello había sido un perfecto camuflaje para indeseados y vándalos.


Tras su imponente puerta, nos adentramos al corazon de la torre al más puro estilo de la edad media.







Y su exterior nos despedía con un empaque señorial digno del más imponente de los edificios feudales











Esperamos que os haya gustado, para ver todas las fotografias id a la Galería fotográfica del Reportaje





















5 comentarios:

julia dijo...

Bonitas fotos he llegado a tu blog atraves de otro, te felicito muy buenas fotos.

LiliyTiti dijo...

A mi también me fascinan las construcciones antiguas, y más aún verlas así de funestas. Me encantaron tus tomas, el ver lugares así como que te hacen volar en el tiempo. Felicitaciones y gracias por compartir estas tomas. Me encantaron!

LiliyTiti dijo...

Felicitaciones, a mi también me encantan las construcciones antiguas, y verlas así evoca un misticismo único que tiene las cosas antiguas, te hacen viajar en el tiempo, me fascina. Gracias por compartir estas tomas!

JOKER23 dijo...

Un bonito molino!!

Y curiosos dibujos grabados en las paredes

Un saludo!!

David H. Prades dijo...

Coincido contigo en que esas humildes casas nos dicen muchas veces mas sobre sus moradores que los polvorientos Palacios. Nos hablan muchas veces de penurias pero con pinceladas que invitan a la ternura. Siempre me atrajeron de las casas rurales los dibujos y escritos que muchas veces aparecen en sus paredes. Estoy preparando alguna entrada sobre ese tema, también sobre los molinos de mi tierra. Es cuestión de tiempo. Enhorabuena por el reportaje.