Cementerio de barcos


Todos los cementerios tienen su encanto, parece tétrica esta afirmación, pero todos ellos tienen recogidos vivencias, recuerdos y emociones que se entierran en esos restos.


Durante la marea alta este sitio parece desapercibido, pero a primera hora del dia este cementerio de barcos no pasó desapercibido para nuestro objetivo y quisimos compartirlo con todos vosotros.



















Viejas barcazas de pesca o recreo se amontonan en las laderas de la ria, algunas de ellas curiosamente con su viejo motor de fuel, otras incluso con su amarre al muelle y nos preguntamos...... Como sus dueños las dejaron morir alli?



















Como en todos los cementerios también encontramos coronas, pero en este caso son las coronas de un viejo motor de fuel, en estado completo que reposa junto a su fiel compañera de trabajo bajo las aguas.



















Otras poco a poco empiezan a enterrarse y desaparecer en el olvido.......

Algunas aún conservan sus vivos colores, otras son cuna de hermosas flores, por cierto que sería un cementerio sin flores?



















Flores vivas en una tumba olvidada......



















Nos despedimos......




































No sin antes mostraros otro cadaver de este particular cementerio......



















Un viejo velomotor el cual desconozco su marca y modelo pero que compartía soledad con las viejas y olvidadas barcazas.

Si les quereis hacer una visita estan en la Ria de Ribadesella (Asturias) eso si, solo durante las primeras horas de la mañana.

Puig Aguilera: El primer radar Aéreo


Ya sabeis que somos muy reacios a dar ubicaciones de los lugares que visitamos, pero este humilde abandono se lo merece.

Muy cerca de la cuna del padre de la aeronáutica española, el General Vives, nos encontramos ante uno de los primeros observatorios aéreos de España: El observatorio antiaéreo de Puig Aguilera.

Construido en los inicios de la guerra civil, este observatorio esta situado a 621 metros sobre el nivel del mar en la montaña del mismo nombre y cuenta con unas vistas muy privilegiadas de uno de los enclaves míticos de los vuelos republicanos en la guerra civil: el aeródromo de Ódena.

La verdad es que poca información hemos encontrado de tan singular e histórico edificio y creemos que su finalidad aparte de controlar el tráfico aéreo era el de controlar la carretera de Madrid a Barcelona de la cual tambien tiene unas privilegiadas vistas.

Pronto podreis disfrutar de la galería fotográfica!